El túnel de graffiti en Washington Heights ha sido blanqueado por completo

El túnel recién pintado (foto y cortesía de Molly Hein)

Para salir de la estación de metro Washington Heights 191st Street, la más profunda de la ciudad, los pasajeros del Tren 1 de la Ciudad de Nueva York tienen dos opciones: tomar el elevador o caminar a través de un túnel de tres cuadras de largo. El largo tramo subterráneo, una vía principal a través del vecindario montañoso, ha servido durante mucho tiempo como lienzo para los artistas del graffiti. Pero en la mañana del viernes 20 de enero, el Departamento de Transporte (DOT) limpió y desinfectó el paso de peatones y pintó sus paredes de un color beige pálido, cubriendo por completo todo rastro del arte callejero.

Ahora, algunos residentes acusan a la ciudad de no consultar con la comunidad antes de despejar el túnel.

Niria E. Leyva-Gutiérrez, directora ejecutiva de Northern Manhattan Arts Alliance (NoMAA), y la concejala del Distrito 20, Carmen De La Rosa, dijeron en un comunicado conjunto que solo se enteraron del trabajo de pintura después de que sucedió y denunciaron el ” continua falta de transparencia” de las agencias de la ciudad. También dijeron que a pesar de sus llamados para mantener el túnel seguro y limpio, se ha vuelto tenuemente iluminado, sucio y lleno de basura y agujas, nunca abogaron por la eliminación del arte. eso fue “emblemático del túnel”.

El túnel en diciembre de 2022, poco más de un mes antes de que fuera pintado (foto de Eric K. Washington y cortesía)

El cruce juega un papel más importante en el vecindario que simplemente proporcionar una salida del metro. “Si eres mayor o tienes un bebé o un cochecito, esta es una arteria vital”, dijo Led Black, residente de Washington Heights, que dirige los medios. Colectivo de la zona alta. El túnel conecta Broadway con otra calle de Washington Heights, Avenue St. Nicholas, que dijo que sube 18 pisos.

A pesar de la necesidad del túnel, durante mucho tiempo ha estado sujeto al abandono de la ciudad. Al crecer en las décadas de 1980 y 1990, Black dijo que el túnel era peligroso, un punto del que se hizo eco otro residente del vecindario que prefirió permanecer en el anonimato. “El túnel no era un lugar para estar y nunca entré en él”, dijo. hiperalérgico, y agregó que aunque a veces garabateaba en sus paredes con sus amigos como muchos otros estudiantes de secundaria y preparatoria, sus primeros recuerdos de usarlo realmente fueron alrededor de 2015, cuando la ciudad lanzó una iniciativa pública de murales.

“Ahora lo recorremos casi todos los días”, dijo.

En 2014, el DOT reemplazó los accesorios de iluminación del túnel, pintó sobre el grafiti existente y creó un plan con NoMAA para encargar a artistas que pintaran el cruce con salarios de $15,000, lo que culminó en un extenso proyecto de mural. El residente de Washington Heights dijo que si bien a la gente le preocupaba que los murales se convirtieran en un destino turístico de arte callejero y contribuyeran a la creciente gentrificación, era una adición bienvenida a un lugar olvidado.

El plan de la ciudad parecía ser un éxito, pero Black se quejó de la falta de mantenimiento. “Si no limpias esa primera etiqueta cuando sube, irá cuesta abajo desde allí”, dijo.

El túnel en 2015, después de que el DOT encargara a los artistas que lo pintaran (foto de Doc Searls a través de Flickr)

Aunque el túnel ha perdido su asociación con el crimen violento, todavía se encuentra en mal estado. El antiguo residente dijo que la pasarela no está tan bien iluminada como solía estar, y cuando hace viento o llueve, el agua se escurre por las paredes. También mencionó las agujas que se acumulan a los lados del túnel, que Black capturó para enero de 2022. Colectivo de la zona alta publicar. La foto llevó a De La Rosa a presionar a la ciudad para que limpiara el cruce el año pasado.

Poco después, el túnel volvió a ensuciarse, un problema que Black atribuyó a un descuido burocrático que hace que la limpieza sea “más reaccionaria que un proceso”. (A diferencia de otros cruces subterráneos, este túnel está supervisado por el DOT, no por la MTA).

Un portavoz de la agencia dirigió hiperalérgico a las declaraciones realizadas ayer, 23 de enero, por el comisionado del Departamento de Transporte de Nueva York, Ydanis Rodríguez. Rodríguez dijo que la agencia “planea comenzar a buscar artistas potenciales” para rediseñar el túnel de la calle 191. “Esta es una prioridad para mí porque entiendo el significado simbólico detrás de este mural cultural”, agregó.

En su declaración conjunta, Leyva-Gutiérrez de NoMAA y el concejal De La Rosa insistieron en que la ciudad realice limpieza y mantenimiento diarios y les pidieron que brinden servicios a las personas sin hogar que se congregan en el túnel. También pidieron al DOT que se comprometiera de inmediato con la comunidad para reinstalar el proyecto de arte público de 2015.

“Cuando éramos niños, nosotros mismos le añadíamos nuestras etiquetas de graffiti y escribíamos mensajes”, dijo la residente de Washington Heights desde hace mucho tiempo, y agregó que incluso ahora que es mayor, todavía ve mucha vida en el túnel.

“Los niños corren a pie o en bicicleta y patinetas. Verás gente filmando videos musicales de bricolaje allí. En cierto modo, ha llegado a simbolizar gran parte de la cultura y el sentimiento del vecindario”, continuó. “Cada uno está haciendo lo suyo y buscando su propio espacio, incluso en este pequeño espacio subterráneo”.